Francisco Gorza, ha sido detenido esta mañana en su casa de Miami, borracho como un mulo, mientras trataba de diseñar un nuevo puente para añadir a su colección.

El famoso arquitecto de puentes, que ha amasado una fortuna haciendo diseños torcidos y estrambóticos, salió de su casa espesado y acompañado de la policía mientras gritaba a los medios allí reunidos, “soy un artista conceptual, eso significa que tienes que ir mamado para poder desarrollar tu arte”, “¡vamos digo yo que eso es así!”.

Durante años se pensó que Paco Gorza diseñaba puentes de fantasía, con líneas curvas, siendo considerado por muchos como un genio y habiendo sido comparado incluso con Gaudí.

Sin embargo el gran arquitecto no era otra cosa que un borracho que no podía sostener la pluma firme, por lo que todos sus puentes eran en realidad deformes.

Según el ayudante del arquitecto cada vez que este recibía un nuevo encargo lo primero que le decía era, “toma sujetame el cubata que tengo que crear”, “y tráeme la marihuana buena, la de pensar”, y cuando ya estaba bien cocido cogía la pluma y comenzaba a dar trazos sobre el lienzo.

Las redes sociales se han llenado de mensajes de defensores y detractores por igual, ¿héroe o villano?, la historia lo juzgará.