Agustín L.G de 52 años fue detenido en la tarde de ayer por la Policía Nacional tras ser descubierto masturbándose en los botes de hidrogel de su propio restaurante ubicado en el barrio de Malasaña en Madrid. Fue uno de los agentes vestido de paisano quien al entrar al servicio pilló infraganti a Agustín machacándosela y echando el líquidito dentro del bote de hidrogel que posteriormente dejaría en el baño para el uso y disfrute de los clientes.

“Llevábamos varias semanas intentando pillar infraganti a Agustín, habíamos recibido varias denuncias de algunos clientes indicándonos que siempre salían del restaurante con las manos pegajosas, por lo sospechábamos que los botes de hidrogel del establecimiento no eran 100% fiables”, afirmaba uno de los agentes de la Policía Nacional que arrestó a Agustín a nuestro reportero.

“Cuando me dispuse a arrestar a Agustín me disparó liquidito con el bote de hidrogel y salió corriendo como un loco del restaurante. Rápidamente llamé a Comisaria e iniciamos un dispositivo para localizar y detener al huido, lo que finalmente ocurrió a las 21.30 horas”, atestiguó el agente que lo pilló con las manos en la masa.

El caso se investiga como un delito contra la salud pública y, de confirmarse, se trataría del segundo en la Comunidad de Madrid en lo que va de año 2020, tras el ocurrido en La Latina en el restaurante del primo de Agustín el pasado 17 de julio.