Ha llegado a nuestra redacción el caso de Angustias Fuertes, auxiliar de farmacia del municipio de Conil de la Frontera (Cádiz) que ha sido despedida por su jefe esta misma mañana por robar viagra para posteriormente dársela a su marido impotente.

Desde Cabronews nos hemos puesto el bañador y nos hemos trasladado a este hermoso pueblo gaditano y hemos podido entrevistarnos con Angustias que nos ha dejado las siguientes declaraciones acerca de lo sucedido:

“Todo me tiene que pasar a mí. Hace 25 años me casé con mi marido y a los tres meses se quedó impotente, desde entonces llevo robando viagra a diario en la farmacia donde trabajaba hasta día de hoy”.

“Mi jefe me ha dicho que lleva años viendo que no le salían las cuentas a la hora de cuadrar la caja pero que confiaba en mí plenamente y jamás hubiera imaginado que le estaba robando y menos viagra”.

“Que vergüenza más grande he pasado por dios, voy a acercarme a la otra farmacia del pueblo a pedir trabajo porque mi marido y yo tendremos que seguir activos que si no al final las relaciones se van a cuerno”, ha sentenciado Angustias a nuestro reportero.