Esta mañana ha finalizado un operativo policial que llevaba años detrás de la conocida banda de carteristas “Los patos hermanos”.

Durante 18 meses el agente Pato Rodríguez se ha integrado en la red de carteristas haciéndose pasar por un pato para conseguir las pruebas suficientes para poder llevarlos ante los jueces. Tras una mascara de pato y con un modulador de voz hemos podido entrevistar a este agente para que nos diera los detalles de la operación. Aquí sus palabras:

“El jefe pensó que como me llamo Pato era el más apropiado para este trabajo”, “los primeros días no fue fácil, lo cierto es que los patos dudaban de mi, me miraban con cierto recelo, pero poco a poco me los fui ganando”.

“La técnica que usaban era la del despiste usando a las adorables crías mientras la madre por detrás le birlaba el dinero a las víctimas”, “ya habían conseguido acumular una gran cantidad de dinero que utilizaban para financiar una red de contrabando de piensos compuestos ricos en maíz y soja transgénicos”. “vamos unos auténticos desalmados…”