La emblemática colaboradora de ‘Sálvame’ y de otros programas de televisión, Belén Esteban, después de ver el primer episodio del docudrama ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’  ha decidido dar la espalda a Antonio David Flores y posicionarse del lado de Rocío Carrasco. Tras una entrevista con uno de los reporteros de Cabronews ‘La princesa del pueblo’ nos ha dejado el siguiente testimonio al respecto:

“Me he posicionado del lado de Rociíto, pero realmente ya me cansé de que otras se estén hartando de ganar dinero contando temas personales. Acabo de hablar con los dirigentes de Mediaset, y les he dicho que acaben rapidito con el documental este, que la siguiente en contar chismes de su vida soy yo, que tengo mucho guardado y durante muchos años también”, explicaba la colaboradora de los programas de Telecinco.

“La gente no se imagina lo mal que lo pasaba yo cuando Jesulín me llamaba desde el hospital tras una corrida de toros y me decía: cariño no te asustes, estoy en el hospital y el toro me ha reventado el hígado, el intestino delgado y cuatro costillas, por suerte estaba Sandra cerca y me llevó rápidamente a urgencias en su coche. Me cogía unos cabreos pensando quien sería la tal Sandra esa…”, explicaba Belén.

“O cuando Jesulín salía a torear y cortaba dos orejas y un rabo y salía por la puerta grande de la plaza con 20 o 30 sujetadores y bragas. Me entraba una mala leche que para mí se queda. Tengo mucho para contar. Ya he apalabrado con Telecinco 147 capítulos en mi próximo documental que se llamará ‘Belén: voy a coger a la Sandra esa por lo pelos y voy a barrer toda mi casa’ “, concluyó una malhumorada Belén Esteban.