Después de su dimisión como presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu ha confesado en su cuenta de Twitter que la culpa de todo lo que ha pasado en el Barça ha sido de Ousmane Dembélé, indicando que este jugador, además de haberse comprado muy caro, es más malo que el Covid-19. El exdirigente azulgrana afirmó en su adiós que no fue él quien quiso comprar a Dembelé, sino los seguidores del FC Barcelona, que con la salida de Neymar se obcecaron en comprar rápido a cualquier paquete para cubrir el hueco que dejó el crack brasileño.

“Se nos ha faltado al respeto, a mis compañeros de Junta y a mí; se me ha insultado, amenazado, incluso, a mi familia”, dijo Bartomeu en el discurso en el que anunció su dimisión. “Nada de esto ha sido culpa mía, yo nunca quise fichar a Dembelé, el chaval lo intenta y tal pero es muy malo”, explicaba Bartomeu.

Josep Maria Bartomeu también ha tenido palabras en su Twitter para el astro argentino. “Leo Messi es otro que también se ha cargado este maravilloso club, desde que se fueron Xabi, Iniesta y Puyol el Barça se ha dedicado únicamente a jugar para él, y nosotros siempre hemos sido más de tiki y taka no de jugar para un solo futbolista”, aseguraba el ex presidente del FC Barcelona.

“No le deseo nada malo al que coja la presidencia del equipo tras de mi, pero lo voy avisando nada más que se jubile Messi, que ya le falta bien poco, el FC Barcelona sin estar yo al mando no se va a clasificar ni para la Europa League, ya me echaréis de menos igual que los béticos a Lopera”, concluía un muy enfadado Josep Maria Bartomeu.