El exlíder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha acudido este martes a «El Hormiguero» para conceder la primera entrevista después de abandonar la política tras las elecciones del pasado mes de noviembre. Horas después del batacazo electoral de Ciudadanos presentó su dimisión y desde entonces se ha mantenido al margen de la vida pública.

Albert ha aprovechado para promocionar su nuevo libro, ‘Un ciudadano libre’, y ha asegurado que hacía una calor insoportable en el plató de «El Hormiguero», y que había perdido dos gramos como mínimo durante el transcurso de la grabación del programa.

“Estos focos tan cerca me están matando de la calor. He tenido que perder al menos dos gramos desde que arrancó el programa”, aseguraba entre risas Albert a Pablo Motos. “Si lo llego a saber no me pongo la chaqueta, vaya calufa gorda que hace aquí dentro”, expresaba el exlíder de la formación naranja.

Albert que en todo momento parecía un tanto disperso durante el programa ha explicado que en su libro refleja claramente su día a día y el problema tan grande que tiene con la calor: “Exponerme a altas temperaturas no lo llevo nada bien, siempre que paso mucha calor pierdo bastantes gramos y tengo miedo a quedarme anoréxico o a que me dé un amarillo, por ese motivo en mi casa siempre tengo el aire condicionado encendido en cualquier época del año”, añadía el novio de Malú.

“Malú no lo lleva también como yo, ella es muy friolera y a todas horas andamos peleándonos por subir y bajar la temperatura del aire acondicionado de la casa. Tal y como explico en mi libro, lo último que se me ha ocurrido es comprar un climatizador bizona para que ella pueda estar en el salón viendo «Salvame» pasando calor y yo en mi despacho bien fresquito y sin perder un solo gramo”, sentenciaba Albert Rivera a Pablo Motos.