Acaba de salir el resultado de una encuesta realizada por el Instituto Nacional de Economía de Barbate, donde se demuestra que a la gran mayoría de españoles les falta mes a final de sueldo. Más de un 90% de los encuestados aseguran que empiezan a presentar cuadros de ansiedad a partir del día 12 al ver que sus cuentas corrientes empiezan a experimentar un severo crecimiento a la baja.

Estas estadísticas empeoran en el grupo de personas que se incorporan al mercado laboral. Estos jóvenes, si se quisieran independizar, sus padres tendrían que apoyarles pagando los gastos de alquiler y llenarles la nevera cada semana, de no ser así, no les quedaría dinero para poder ir a trabajar todos los días.

Alfonso Tieso Pelado, experto colaborador y portavoz del comité, advierte a la clase política que si no se toman cartas en el asunto, podría empeorar la situación dejando a millones de familias en el umbral de la pobreza:

“Todo el mundo sabe que el hambre es muy mala, y cuando el hambre aprieta afloja la vergüenza”, explicó Alfonso Tieso, insinuando que si siguen exprimiendo a la clase trabajadora hasta dejarlos tener hambre, pueden ocasionarse altercados callejeros e incluso revueltas.