Esta semana hemos conocido las conclusiones de un estudio encargado por la empresa Desigual, con el que pretende conocer las impresiones y sugerencias de sus clientes pero que ha terminado por arrojar unos datos bastante sorprendentes.

Para tratar este suceso, nuestro reportero Carles Tilo se ha trasladado a una de sus principales tiendas en la ciudad condal y ha podido hablar con su gerente, Fernando Blado:

“Lo cierto es que a los que llevamos aquí varios años al pie del cañón no nos ha sorprendido en absoluto, un 80% de los clientes habituales no compran nada, solo vienen a tener un “viaje” como ellos lo llaman de gratis y sin efectos nocivos para la salud”.

“Normalmente es gente que viene quemada del trabajo y quiere despojarse de malos rollos antes de volver a casa. Otras veces vienen parejas en crisis y aquí se lo pasan bomba, sobre todo en la sección de bolsos que es donde a la gente se le salen los ojos de las órbitas”, nos cuenta con cierto orgullo.

“Lo que no sabe nadie es que, de unos meses a esta parte, la tienda se nos a llenado de camaleones que hacen sus prácticas aquí, se vienen arriba y cuando vuelven a su hábitat natural no hay quien les tosa”, concluye con aire de misterio.