Recientemente se ha vuelto viral en redes sociales el caso de Amador Iglesias, un hombre de 45 años, que tras llevar media vida siendo un pringado ha decidido dar un paso al frente y vender su viejo Ford Fiesta del 2001 y a dos de sus tres hijos para así poder cumplir su sueño y comprarse el nuevo iPhone 13 Pro color plata.

Uno de los reporteros de Cabronews se ha trasladado hasta el domicilio de este nuevo proyecto de influencer en el municipio de Parla, Madrid, donde ha podido entrevistarse con el bueno de Amador obteniendo las siguientes declaraciones:

“¡A Chuparla a Parla!”, fueron las primeras palabras de Amador tras abrirnos la puerta de su piso de 60 metros cuadrados. “Llevaba años queriendo hacerme influencer, pero entre la rutina del trabajo y después llegar a casa y tener que lidiar con mi mujer, con Telecinco y mis tres hijos, la verdad es que no veía el momento de empezar a petarlo en las redes. Así que, un buen día, mientras cotilleaba las fotos de este verano en Benidorm de mi vecina del tercero por Facebook, me salió un anuncio de publicidad indicándome que podría adquirir el nuevo iPhone 13 Pro en color plata por tan solo 1850 euros”, explicó Amador a nuestro reportero.

“No lo dudé ni un solo instante y puse a mis dos hijos pequeños a la venta en Wallapop junto con mi Ford Fiesta. A los pocos minutos ya me salió un comprador, que aunque en un principio era un poco reacio a la compra ya que le pareció raro que vendiera también a dos niños además del coche, finalmente acabó comprando el pack completo (Ford + 2 niños) ya que mi Ford Fiesta, a pesar de tener 20 años, de pintura está impecable. A mi hijo mayor decidí no venderlo ya que es un poco friki y probablemente será quien me ayude a manejar mi nuevo iPhone”, aseguró.

“Con la venta de mi coche y de los dos niños he conseguido el dinero suficiente para comprarme mi iPhone. No todos los días tiene uno la oportunidad de comprarse un bicharraco de móvil como el que me acabo de pillar, además estaba de oferta. Estoy seguro que con este movilaco voy a hacerme influencer como el Ibai Llanos ese”, concluyó Amador.