Según un estudio realizado por estudiantes de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, el 90% de los hombres que asisten a clases de spinning, lo hacen con el único objetivo de alegrarse la vista, el otro 10% es más ambicioso y además intenta obtener algún teléfono para quedar tras la clase y alegrarse durante más tiempo.

Uno de nuestros reporteros ha podido entrevistarse con Armando Bronca, uno de los encuestados, que nos ha dejado las siguientes declaraciones en exclusiva para Cabronews:

“Yo siempre he sido un flojo y jamás me ha importado mi físico, es evidente que el único motivo por el que voy a diario a las clases es por alegrarme la vista, sino estaría en mi casa tirado en el sofá jugando a la consola”.

“A mí esos que van de «motivados» por las clases me hacen gracia, no se lo creen ni ellos, esos son los que al final van con el cuento a las chicas para intentar sacarles el teléfono”.

“La mayoría de los chicos que vamos a las clases somos honestos y vamos a lo que vamos, a los «motivados» esos, yo no se como no se le cae la cara de vergüenza, yo los echaba a todos del gimnasio, ha sentenciado Armando a nuestro reportero”.