Esta semana hemos conocido un informe de la agencia europea “Who is this guy?” que ahonda en las relaciones familiares a lo largo de las últimas décadas.

El informe ha llamado la atención de los medios porque viene a confirmar lo que los maestros y maestras europeos llevan años notando y es que, cuando los niños salen de clase y buscan a sus padres se ponen a ofrecer abrazos de manera aleatoria hasta que un adulto reacciona y le coge en brazos, en ese momento el niño da por hecho que ese debe ser su padre aunque raramente están 100% seguros.

El maestro o maestra entonces hace un gesto de ok al alumno o alumna para confirmarle que es su progenitor y que puede irse a su casa en paz.

El sindicato “Yo soy tu padre” ha reconocido que los datos coinciden con sus estudios previos, “ser padre hoy en día es una tarea ardua, a las 8 horas de trabajo hay que sumar la cervecita con amigos, el partido de padel y el ratito para ver el partido que toque ese día para mantener la cordura y poder darlo todo con tus hijos, el problema es que éstos se acuestan muy temprano y así no se puede”, nos cuenta resignado su presidente Juan Amibola.