A lo largo de la mañana de hoy ha transcendido una reunión de urgencia mantenida entre Pedro Sánchez y Quim Torra con el fin de solucionar los problemas que acucian a Cataluña tras la sentencia del ‘procés’. La idea es establecer un diálogo fluido y un respeto institucional mutuo.

En este sentido, el líder socialista ha aprovechado la ocasión para manifestarle a Torra su interés por que “se coma el marrón que tenemos actualmente en el gobierno español con el tema de Franco” si quiere iniciar el diálogo con buen pie.

“Hemos informado a Torra de que El Caudillo puede ser la solución, la pieza en este complejo puzzle que desbloqueé la situación”, nos cuenta Pedro.

“Nosotros tenemos un marronazo de aupa con el cadáver de Franco y ellos tienen una preciosa catedral que no se va a terminar nunca, la tienen llena de grúas y andamios, ¿qué más les da un bultito más?”.

“Tengo plena confianza de que Torra acceda y nos permita que enterremos los restos del dictador en la Sagrada Familia, de hecho, me he ofrecido para llevarlo en el Falcon mañana a primera hora”.