La Semana Santa de este año viene atípica pues en lugar de ver los santos procesionar, los cofrades se tendrán que conformar con las reproducciones de las procesiones de años anteriores.

En este contexto Quim Torra ha anunciado que los días que su agenda política, más apretada que nunca, le deje, los pasará con su hija Torrija.

En una rueda de prensa ofrecida por el mandatario catalán hemos podido escuchar las siguientes frases.

“Mi hija es muy tradicional, le gusta mucho esto de la Semana Santa, por eso desde chica le empezamos a llamar Torrija”, “porque llegadas estas fechas se metía en la cocina y se ponía a hacerlas como loca”, “de leche, de azúcar, de miel….”,  “y yo encantado, soy de buen comer, no les voy a engañar”, “y por lo que me ha dicho por teléfono, ha comprado 50 paquetes de pan de molde para no aburrirse en el encierro”, “así que habrá que ir por lo menos un día a su casa a por un cargamento de torrijas”.