Esta semana hemos conocido el caso de un joven ocurrente, que ha conseguido trabajo gracias a salir del paso con lo primero que se le vino a la mente.

Juampe Dorro, no tuvo otra idea que zamparse dos platos de cocido antes de acudir a una entrevista de trabajo que le hacían esa misma tarde. De modo que entre la presión estomacal y los nervios del momento, el muchacho no pudo apretar más el culo y se le escapó un sonoro pedo que retumbo en todas las paredes del edificio.

En ese mismo momento bajo la absorta mirada de su entrevistador, a Juampe no se le ocurrió nada mejor que decir “ahh, se me olvidaba, también hago de ventrílocuo los viernes en un club”, “me se todas las voces de los muñecos de José Luis Moreno”, “si quiere le hago el Macario”.

Sorprendentemente al entrevistador ya sea porque le hizo gracia, le gustó la capacidad de improvisación del entrevistado o simplemente se lo creyó, terminó dándole el trabajo al tiempo que le decía, “espero que nos hagas una demostración un día de estos”, “tráete a Rockefeler mejor, que era mi favorito”

En Cabronews no hemos querido perdernos las palabras de este maestro de la improvisación y hemos mandado a Francisco Tilla para hablar con él. Esto nos ha contado:

“El muñeco ya lo tengo, me ha costado un huevo encontrarlo por eBay y me ha costado una pasta, pero ya está en casa”, “el problema va a ser comerme siete u ocho platos de cocido y aprender a hablar a pedos”.