Ha saltado la noticia hace unos días cuando según fuentes oficiales el líder de Podemos, se ha comprado por Wallapop un nuevo perro y una nueva flauta, ya que la empresa de mudanzas que contrató Pablo para que le hicieran el traslado de sus muebles y efectos personales le perdió su antiguo perro y su antigua flauta.

Uno de nuestros reporteros se ha trasladado hasta Galapagar y después de ser registrado por un par de guardias civiles, que tiene puesto Iglesias en una garita como puesto fronterizo a la República Independiente de su casa, ha podido conseguir el testimonio del responsable de mantenimiento del casoplón, Don José Limpio Jardines.

“Conozco a Pablo de toda la vida, desde pequeño estamos juntos, y desde que nos mudamos aquí no es el mismo, no es él, se pasa el día tirado en una colchoneta sobre la piscina, mirando a la nada, mientras bebe Gin Tonics, sin parar, solo alza la vista para llamarme y pedirme que le llene de nuevo su copa”.

“Fui yo quien le recomendé que volviera a tener un perro y una flauta, pensé que le abriría los ojos y que volvería a sentirse fuerte. Hasta el momento con la flauta está contento, pero el perro lo hemos tenido que regalar porque Irene es alérgica”, nos promete este gran amigo del líder de la formación morada.