Los líderes de los principales sindicatos han asistido esta semana a unas jornadas con el nombre de “Si no vamos al trabajo, nos mandan al carajo”, donde se han tratado temas de diversa índole.

Al cierre de dichas jornadas durante un café de reflexión, se han debatido y valorado los temas más importantes abordados durante las jornadas y todos los asistentes han llegado mediante consenso a una conclusión, “si trabajar fuera bueno, iríamos porque nos apetece”.

Uno de los líderes sindicalistas, el señor Silvio Brero, se ha prestado a hacer declaraciones y muy convencido ha dicho, “si no pagaran, al trabajo no iba nadie”, “fíjense si será malo que te tienen que pagar y aun así hay gente que no va”. “Yo personalmente no me he despertado todavía un domingo y he dicho a ver, ¿Dónde voy hoy? voy a ir un ratito al trabajo”.

Tras las jornadas, los sindicatos han anunciado movilizaciones para exigir que se coloquen en los centros de trabajo mesas de billar, tiradores de cerveza y pantallas para poder ver series de éxito o deportes, y así poder divertirse mientras los trabajadores y las trabajadoras realizan sus funciones.