El comité de expertos del Gobierno de España, acaba de excluir a los hombres que se levantan con una erección del plan de vacunación al demostrarse tras horas de estudios, que estas personas están más sanas que los que se levantan con flacidez y descolgamiento de la zona genital.

El estudio confirma que estos hombres tienen mejor el sistema circulatorio en sus cuerpos y es esa la razón de su exclusión en el plan de vacunas. Sólo si sobran dosis se vacunarán y se hará por tamaño, cuanto más le mida el miembro menos opciones de vacunas tendrán, haciendo bueno el dicho de “quien buen carajo tiene, seguro va y seguro viene”.

Muchos ciudadanos que se levantan con grandes erecciones no están de acuerdo en ser los últimos en ponerse la vacuna al no entender la relación que hay entre el virus y sus “aparatos”. Ya hay asociaciones recogiendo firmas para anular esta medida del Gobierno y poder vacunar a todos los españoles y españolas por igual.

También hemos podido conocer que los hombres que consigan bajar sus erecciones orinando, tendrán más posibilidades de vacunarse que los que se bajen las erecciones manteniendo relaciones mañaneras. Con estos últimos, el Gobierno quiere llenar de sus muestras los bancos de semen de todo el país para perpetuar esta especie de super-hombres inmunes a cualquier pandemia.