El incidente producido en Girona ha terminado con la relación de 15 años de esta pareja felizmente casada al considerar el marido, Andreu Evon, que esta era la gota que colmaba el vaso y que ya no toleraba más la impuntualidad de su mujer, Violeta Ardona. Violeta después de horas arreglándose salió primero de casa y le dió por hacer la bromita que siempre tenía que esperarlo, lo que terminó siendo el detonante para la ruptura definitiva.

Un equipo de Cabronews se ha desplazado a Girona para entrevistar al señor Evon y muy consternado nos ha dejado las siguientes declaraciones.

“Yo me ducho, me peino y me visto en 10 minutos (concretar que Andreu tiene poco pelo) y luego me siento a esperar a mi señora, hay días que me ha dado lugar a ver una final de tenis de Nadal contra Djokovic de 5 horas”, “yo no se como tarda tanto, que si se pinta, que si se peina, que si se cambia de ropa cincuenta veces”, “desesperado es poco”, “y encima desde que la conozco cada vez que termina me coge despistado y sale corriendo de casa mientras dice, al final siempre hay que esperarte”, “ya no lo soportaba más”.