Llegan dolorosas noticias desde Mediaset, y es que una de sus figuras más relevantes de los últimos tiempos, el joven colaborador de Viva la vida José Antonio Avilés, ha tenido que ser atendido de urgencia tras resultar electrocutado en la prueba del polígrafo a la que se sometía en horario de máxima audiencia.

“Estamos revisando la máquina” nos confirma un integrante del equipo técnico de Sábado Deluxe, “nunca habíamos visto la aguja zigzaguear de esa manera, nos ha quedado el dibujo de un seísmo de magnitud 8.1 en la escala de Richter”.

Allegados del protagonista de esta triste historia, han confirmado a Cabronews que José Antonio Avilés llevaba tiempo queriendo decir algo que no fuera inventado pero que le estaba costando y que en el programa se vino arriba y no pudo decir nada que resultara cierto.

“El pobre lo intenta, pero cuando se relaja y se deja llevar es una máquina de inventar historias, un día trató de convencer a su madre de que su nombre real era David Beckham y ojo, que casi lo consigue, menos mal que estaba allí su padre para darle una buena colleja” finaliza su vecina de toda la vida.