Muchas personas aseguran sin tener estudios científicos de ello que “vapear” es menos nocivo para la salud que el tradicional cigarrillo.

Aunque sea cierto, no es el caso de un jubilado madrileño que sin tener el vicio de fumar, ha tenido que ser hospitalizado con quemaduras en una oreja por confundir un vapeador con un transistor para escuchar el fútbol.

Una reportera de nuestra redacción ha conseguido ponerse en contacto con Mateo Fumeteo, nieto del señor que desgraciadamente ha tenido que pasar por urgencias con la oreja como una tortilla de camarones y nos explicó lo sucedido. Aquí sus declaraciones:

“Me siento culpable porque ya me pidió el mes pasado unos auriculares para escuchar ‘Carrusel Deportivo’ en mi vapeador porque según él, no se escuchaba sin ellos, ya quiso llamar a mi madre por teléfono con el mando a distancia en otra ocasión”.

“Los médicos nos han comentado que no es grave, de hecho está fuera de peligro, no ha perdido audición y a los dos días ya estaba en casa, pero el susto y la pérdida del ‘Vaper’ no hay quien lo quite”.

“El mes que viene es su cumpleaños y tengo claro que le voy a regalar un buen transistor para no volver a pasar por esto”, asegura un autoculpalibilizado Mateo ante nuestros micrófonos.