Tras 7 años en paradero desconocido, John Hidden, ha aparecido con la misma ropa y el mismo peinado con que fue visto por última vez mientras montaba un mueble de Ikea Dombás de tres puertas ya descatalogado.

“Lo cierto es que me estaba costando rematar el panel del fondo, resbalé y quedé en coma 7 años en un rincón del armario con poca luz” nos cuenta John.

Mientras tanto su mujer asegura que lo buscó por cielo y tierra y que su repentina aparición ha sido una gran alegría “estoy contentísima de poder verle y abrazarle de nuevo “siempre soñé con volver a verle de nuevo y darle las gracias por lo bien que dejó el mueble, como puede observar, las puertas están como el primer día, mire mire” nos cuenta orgullosa.

Poco después John aprovechaba para hablar con nuestro reportero a solas: “Lo más complicado ha sido salir del armario y ver que en mi mesita de noche hay un libro que no reconozco y la foto de mi mujer con un amigo del que no me acuerdo”.