Los hechos ocurrieron durante el pasado fin de semana cuando Manuel Adrón, ciudadano madrileño del barrio de Vallecas, decidió entrar al Congreso de los Diputados para robar a los políticos que se encontraban en ese momento allí ‘trabajando’, para así poder terminar la cuesta de enero, pero al parecer el robo no salió según lo esperado.

Desde Cabronews hemos recibido la llamada de Manuel que nos ha dejado en exclusiva su experiencia en este intento de robo:

“Todavía no me lo puedo creer, entré al Congreso con un móvil, con 50 euros en la cartera y un reloj de gama media, todavía no se como lo han conseguido, pero he salido sin dinero, sin móvil, sin reloj y con 5 panfletos de las distintas formaciones políticas más destacadas”.

“Incluso han conseguido que me afilie al PP, ya que me han prometido que van a solucionarme todos mis problemas. Hay que reconocer que esta gente son unos auténticos profesionales”.