Sí amigos, Eduardo Indie, director de esta afamado festival ha hablado en exclusiva con la redacción de Cabronews y nos lo ha confirmado: “Hace tiempo que mis mascotas me lo llevan reclamando, hasta ahora mi Rottweiler Luis Miguel era el encargado de programarme el escenario Heineken: yo le enseñaba la portada del disco y si se lamía sus genitales era un “por supuesto”, en cambio si me ladraba era un “no” rotundo, pero luego, llegaba la hora del festival y lo dejaba en casa solo con sus juguetes”.

Según nos cuenta Eduardo, la vuelta a casa era lo peor “Cuando volvía de pegármela en mi festival, Luis Miguel tardaba semanas en volver a lamerme la cara, algo pasaba, yo lo veía husmeando en mi ropa hasta que caí en la cuenta, ¡mi perro era más indie que los Smiths!”.

“A partir de ese momento decidí darle una paguita semanal para vinilos, prestarle mis camisas de cuadros más vacilonas y mis gafas de pasta y el tío se ha hecho una pandilla indie-canina en menos de dos semanas yendo al parque. Allí van con su spoty, sus cascos y se pasan las horas ladrando sobre música y cine. De ahí nació mi idea de vender un bono canino del festi, lo siguiente será grabarles un disco con versiones ladradas de Rosalía y Nick Cave” Nos asegura Eduardo con cara de visionario.