El Ministerio de Trabajo ha anunciado esta mañana que habilitará una sala de cotilleos en todos los centros laborales del país.

Debido al aumento del tráfico de rumores que circulan entre los trabajadores españoles, el Ministro ha decidido coger el toro por los cuernos y, regular esta práctica tan extendida entre los trabajadores y trabajadoras de todo el mundo.

Hasta una de las empresas más madrugadoras a la hora de implantar la medida hemos enviado, como no, a nuestro reportero estrella, Francisco Tilla, que ha podido disfrutar de lo lindo pasando unas horas dentro de esta sala. Esto es lo que nos ha podido contar sobre la sala en cuestión:

“Pues la Maricarmen, la saboría, ha puesto unos kilos, y aquí se pensaba la gente que era porque le gustan mucho los churros con chocolate”, “pero parece que el Matías, el de la cuarta planta, ese que lleva unas chaquetas super horteras, que parece un yonki poligonero la ha dejado preñada”, “aunque la Maricarmen dice que es de su novio, pero el Paco de recursos humanos, los vio salir juntos el otro día del servicio de hombres con la cara de felicidad y los pelos alborotados”….

Las anotaciones de Francisco Tilla dan para un libro, pero lo dejamos aquí, al menos por el momento, ya que ha llamado desde la sala de cotilleos de la empresa a la que acudió ayer, diciendo que esta mañana se ha ido directamente para allá, porque él no se pierde como termina el cotilleo del Matías y la Maricarmen.