El Gobierno está empeñado en recuperar la normalidad a toda costa y mandar a los niños y niñas al colegio se había convertido en una prioridad. De esta forma los padres y madres tendrán que volver de forma presencial a sus trabajos y no podrán argumentar durante más tiempo la excusa de que tienen que cuidar de los chiquillos.

La Federación de Empresarios ya estaba impacientándose y en las últimas semanas habían lanzado declaraciones del tipo, “ya está bien de tocarse los mondongos”, “que ya han perdido la vergüenza por completo y en las videollamadas algunos han llegado a salir en pelotas y tomando cubatas”.

Sin embargo, muchos padres y madres no ven con buenos ojos esta medida de dejar a sus vástagos en la coronaescuela y piden al gobierno que de soluciones o cuanto menos las pautas a seguir.

Ante tal insistencia, el gobierno ha recomendado a los padres y madres que a la vuelta del cole preparen una cacerola grande con agua hirviendo y metan a sus hijos e hijas. “Poco rato, no vaya a ser que se achicharren”, han sido las palabras exactas del Ministro.

Ante estas declaraciones las redes sociales han echado fuego y, millones de personas pedían la dimisión del Ministro, el cual se ha limitado a decir en su cuenta de Twitter, “Pues Donald Trump dijo que bebierais desinfectante y ahí sigue, en la Casa Blanca”.