El pasado 7 de Octubre, Albert Rivera se saltó un control aleatorio, de la “prueba de trazas” —control aleatorio de explosivos—, del aeropuerto de El Prat de Barcelona.

Uno de los escoltas que acompañaba al político ha roto su silencio y ha desvelado el contenido del equipaje, por el cual se negaron a pasar el control requerido.

“Tuvimos una reunión en la sede de La CUP, seguida de una cena donde la cosa se desmadró y Albert robo todos los lazos amarillos que iban a repartir al día siguiente en un mitin”

“En el aeropuerto nos hicimos -los suecos- ante la vergüenza de ser descubiertos”

Albert Rivera aún no ha declarado nada sobre el asunto, pero ya se han difundido imágenes del interior de las maletas.