Preocupantes datos nos acaban de llegar a la redacción de Cabronews. El 90% de lo jóvenes que salen los fines de semana y se recogen muy tarde y mareados, se despiertan con un Ibuprofeno en la mano, lamentándose y con una ganas enormes de quererse morir.

Uno de nuestros reporteros ha conseguido el testimonio de Alfredo BaKalaero, un antiguo personaje valenciano conocido por ser el que cerraba todos los “after hours” de la marcha valenciana en la ruta del bakalao.

“Antiguamente no se bebía alcohol, era incompatible con las pastillas de colores que consumíamos durante todo el fin de semana. Eran fiestas mucho más sanas que las de ahora.”

“Llegabas a casa un domingo por la tarde/noche y te quedabas dormido como un angelito, a la mañana siguiente no tenías que tomarte una pastilla puesto que tu resaca no era etílica. Lo malo era el martes, me entraban unas depresiones que me pegaba todo el día llorando en el taller, como asustado”.

“Hoy lo jóvenes se destrozan el hígado con tanto alcohol para el desenfreno y para la resaca Ibuprofeno” sentencia Alfredo para los micrófonos de Cabronews.