Un hombre de 55 años ha denunciado esta mañana a su centro de Salud tras recibir la segunda dosis de la vacuna AstraZeneca y ver como instantáneamente su miembro viril disminuía 10 centímetros su tamaño original.

“Pienso denunciar tanto al centro de Salud como a la farmacéutica AstraZeneca por daños y perjuicios. Estoy seguro de que cuando llegue a casa y le cuente a mi mujer lo que me ha pasado se divorcia de mí. Yo no soy guapo, ni tampoco rico, mi mujer solo está conmigo por el tamaño de mi rabo”, explicó el demandante a uno de los reporteros de Cabronews.

“Había escuchado rumores de que con la vacuna me podían inyectar un chip 5G, fabricado por Bill Gates, para tenerme localizado todo el rato pero eso no me preocupaba mucho ya que mi mujer se encargaba de llamarme 15 o 20 veces diarias para saber dónde estoy y con quién”, argumentó.

“Así que pensé, bueno si lo único malo que tiene la vacuna es que me van a tener localizado, de eso ya se encarga mi mujer, me la pondré y así me quitó el tener que llevar el tapabocas todo el rato puesto. Lo que no podía imaginarme es que por culpa de la vacuna ahora vaya a tener toda la vida una almendrita en la entrepierna. Casi que hubiera preferido infectarme con el dichoso covid”, concluyó muy indignado el hombre a nuestro reportero.