Ha sido el día de hoy una jornada intensa en el Congreso de los Diputados. Una sesión en la que han sido constantes los tiras y aflojas entre gobierno y oposición, con duros reproches entre las partes.

La sesión estaba tornando en verdadera batalla campal hasta que Santiago Abascal ha subido a la tribuna y súbitamente se ha hecho el silencio en el hemiciclo.

Tras una breve introducción, Santiago ha dejado claro el voto contrario de su partido a la prórroga del estado de alarma, pero acto seguido ha querido hacer un paréntesis y centrarse en lo que realmente importaba hoy: anunciar a los cuatro vientos su intención de presentarse y luchar por ser la Reina del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife en su próxima edición.

“Quiero anunciar ante toda España que el próximo año lo voy a dar todo por ser la reina del carnaval, me están haciendo un traje que lleva al menos 10kg de plumas para lo que estoy preparándome a fondo en el gimnasio”.

“Soy consciente de que esto puede levantar algunas suspicacias pero los tiempos cambian y cualquiera que haya visto los trajes de la legión sabrá de lo que hablo”, continuaba Abascal justo antes de resbalar en su propio charco de aceite lo que le obligó a interrumpir su discurso no sin antes recibir una gran ovación de todos los diputados.