Josechu Lito ha sido condenado a tres años de cárcel por desacato al juez, durante un juicio rápido en el que se le juzgaba por poner reggaeton a todo volumen los domingos por la mañana.

Josechu que había decidido representarse a si mismo, acudió al juicio sin abogado. Cuando el juez le preguntó por su abogado, este respondió, aquí lo tengo colgado, mientras se echaba mano al paquete.

Esto no debió sentar bien al juez que se levantó con el mazo en la mano apuntando al acusado y le dijo, “ahora te vas a tocar el paquete en la cárcel, idiota” y acto seguido empezó a aporrear la mesa con el mazo mientras gritaba “al truyo, al truyo…”.

A la salida del juicio Josechu no ha querido hacer declaraciones, pero “su abogado” ha asegurado que recurrirá la decisión del juez.