La cadena de cafeterías Starbucks ha anunciado esta semana que abrirá una nueva cafetería en la cima del Everest. Viendo la confluencia que se da últimamente en dicho enclave, la cadena ha visto la oportunidad de mercado y ya ha conseguido los permisos pertinentes para iniciar las obras.

Las asociaciones ecologistas están que trinan con este hecho y han anunciado movilizaciones para tratar de evitar lo que a sus ojos representa un disparate. En respuesta la conocida cadena ha emitido un comunicado en el que ha manifestado lo siguiente:

“Estos hippies siempre están tratando de joderlo todo, pero como siempre no se van a salir con la suya, ya hemos untado al gobierno del Himalaya y a algún cabecilla de Greenpeace. Las excavadoras y los dinamiteros ya van camino de la cima para empezar las obras cuanto antes. Estamos tardando ya en tener la cafetería operativa, que por allí pasa el ciento y la madre y a todo el mundo le apetece un café calentito al hacer cima”.