Nos ha llegado el caso a nuestra redacción de Josechu Letón, gallego de 41 años, que tras divorciarse de su mujer engordó 50 kilos, después de estar varios días comiendo mariscadas como si no hubiera un mañana, con el fin de llenarse de una falsa felicidad que le ayudara a olvidar la tristeza que estaba experimentando.

Desde Cabronews hemos enviado hasta la casa de Josechu a nuestra reportera Encarna Vales, conocida en todo el mundo por su derroche de optimismo y simpatía, que tras contarle un par de chistes y conseguir sacarle una sonrisa, ha obtenido las siguientes declaraciones de Josechu:

“Llevo toda la vida haciendo deporte y comiendo sano porque por mi metabolismo tengo tendencia a engordar, todo iba bien hasta que un día a la salida del trabajo unos amigos me liaron y acabé en un puticlub rodeado de bailarinas de stripper, en ese momento sonó mi teléfono, era mi mujer, por error lo cogió una de las prostitutas ya que teníamos el mismo tono de llamada en el móvil”.

“Así que cuando llegué a casa ya tenia las maletas preparadas en la puerta… me puse muy triste y me dio por comer marisco del bueno sin parar un día tras otro, ahora ya ni en el puticlub me quieren, después de haber engordado tanto me hacen pagar el doble”, ha sentenciado Josechu, con cara de pena.