Hoy hemos conocido la triste noticia del matrimonio murciano formado por Andrés Amnesia y su mujer Olvidos Román que, como entusiastas de las nuevas tecnologías, en cuanto escucharon hablar del pin parental no dudaron un segundo en ponérselo a su pequeño y único hijo Juanmi Crosoft, creyendo con esto que sería un ejemplo de innovación tecnológica.

Todo se torció la mañana del 15 de enero, cuando Andrés que aún tenía enormes legañas en los ojos, tuvo la osadía de querer meter el pin mientras se ponía el tazón de cereales previo a llevar al niño a la escuela. Fue en ese momento cuando cometió tres errores consecutivos con el terrible resultado de perder la custodia del menor.

“Estamos devastados” nos cuenta Andrés, “todavía no me lo explico, yo tengo una memoria increíble, incluso recuerdo cuando U2 molaba y mira que ya ha llovido”.

“De todas formas estamos esperanzados, las autoridades nos han dicho que no perdamos la esperanza y que, si estamos dispuestos a resetear a nuestro niño y meterle un himno español con letra en el hipotálamo, no tendremos ningún problema en recuperarlo ¡y en eso estamos!”, finaliza resignado Andrés.