Este fin de semana hemos tenido la oportunidad de entrevistarnos con Oliver Atom, ya que nos lo encontramos haciendo turismo en nuestra ciudad y tras firmarnos un balón y regalarnos una camiseta del ‘New Team’, se acercó voluntariamente a nuestras oficinas y nos dejó las siguientes declaraciones:

“Era agotador jugar un partido, los campos donde jugábamos medían como cinco kilómetros de largo por tres de ancho, apenas había un compañero a la vista a quién pasarle el balón, por eso yo cada vez que lo cogía, corría hacia delante durante tres o cuatro episodios”.

“La verdad es que no me resultó difícil destacar, quitando al bueno de Mark Lenders y a Julian Ross, el resto parecían que lo más redondo que habían visto en su vida era una caja de zapatos”.

“Para colmo mi equipo era bastante cortito la verdad, uno de los mejores era el pesado de Bruce Harper, así que imagínate el nivel, por eso yo prefería hacer la jugada solo y tirar a portería, ya que las porterías también median como 150 metros de un poste a otro, era super sencillo marcar”.