Las adicciones se pueden presentar de múltiples formas, y la adicción de moda hoy día es ver series sin parar.

La presión social contribuye a ello, excluyéndonos de conversaciones si no estamos al día de las principales series de éxito del momento y, por ello no son pocas las personas que se enganchan literalmente a ver series sin parar.

Plataformas como Netflix, Amazon Prime Vídeo o HBO se han convertido en el camello de la esquina de hoy en día, una vez que entras en el universo de una serie tu cuerpo te pide más y más. Ya no te conformas con una dosis y necesitas ver un capítulo y otro más, aunque tengas los ojos agarrados con un palillo para que no se cierren, la cabeza lleve horas metida en la cama y tengas el cuello más tenso que Pablo Iglesias en un mitin de VOX.

Con el doctor Nillo Suelto, precursor de esta primera clínica de desintoxicación llamada “Apaga ya la tele atontao”, hemos querido hablar y esto es lo que nos ha trasmitido:

“Yo aquí veo negocio”, “le gente no tiene vida, hay quien se engancha al Salsa Rosa y quien se engancha a las series”, “y después de que entraran en mi clínica de salud mental varios casos de personas que se habían vuelto locas por ver series, lo vi claro”, “hay gente muy al límite con este tema, yo no entiendo la verdad, yo solo veo alguna, Juego de Tronos, Walking Dead, Big Bang Theory, El cuento de la criada, Outlander, Breaking Bad, El hombre en el castillo, Mr Robot,…”