Como cada año, Juanma revisa las cuerdas que le sostienen. Juanma es un muñeco que se cuida mucho pero este año hay cierta preocupación, sus cuerdas están soportando una actividad frenética en estos últimos días y quiere tenerlas como nuevas para su puesta de largo al frente del gobierno andaluz.

“Han sido días difíciles” nos confiesa su mujer Manuela Villena, “cada vez que bajaba las escaleras de casa agarraba mi estampa del Cristo de los Gitanos y rezaba para mis adentros para que no se le soltara ninguna cuerda y se me lastimara” nos aclara Manuela, “el carpintero le ha dicho que ha estado cerca de llevarse un buen susto, que le diga a su titiritero Casado que no sea tan brusco, que baje el ritmo”.

En cualquier caso, el afamado carpintero Carlos Madero, ha dado el alta a Juanma que ya prepara su gran día en el Parlamento Andaluz como recién salido del escaparate.