Dora, la niña que junto con sus amigos viven aventuras en un juego de un mundo animado, ha estado explorando la maravillosa ciudad de Ámsterdam, con tan mala suerte de que en el vuelo de vuelta a su ciudad de origen ha sido detenida por transportar un kilo de marihuana de gran calidad en su mochila.

Un corresponsal de Cabronews ha cogido un vuelo hasta la capital holandesa para entrevistarse con Dora, que tras fumarse uno de esos ‘cigarritos de la felicidad’, nos ha dejado las siguientes declaraciones:

“Pues la verdad es que es una putada porque esa marihuana estaba rica, rica. Hemos pasado una semana increíble mis amigos y yo en esta maravillosa ciudad, entrabamos en los coffee shop y comprábamos marihuana por la mañana bien temprano, después cogíamos nuestras bicicletas de alquiler y nos trasladábamos a uno de sus grandes parques donde a parte de fumar hierba nos ‘ensetabamos’ y nos poníamos a explorar”.

“Por las tardes nos íbamos al Barrio Rojo, cuando ya se nos había pasado un poco la paranoia y algunos de mis amigos entraban a ‘saludar’ a las prostitutas que se encuentran tras los escaparates. El año que viene repetimos seguro”, ha afirmado Dora la exploradora.

Nuestro reportero por su parte nos ha mandado una carta diciéndonos que le mandemos el finiquito por Correos Express a esta magnifica ciudad, que de allí no se mueve.