La llegada de Xavi Hernández al FC Barcelona parece haberle dado otro aire al equipo aunque aún es muy pronto para valorar, pero además de deportivos, el club también arrastra problemas económicos. Esa ha sido la razón por la que el Barça esta sopesando no presentarse en Alemania al último partido de la liguilla ante el Bayern de Múnich dando por bueno el 3-0 y la eliminación de la competición.

“Además del ahorro en el viaje, el cuerpo técnico y la directiva de la entidad coinciden en que otra goleada por los alemanes nos haría muchísimo daño física y psicológicamente, sin olvidar las mofas y memes que nos volverían a caer devaluando aún más la imagen del Club”, explicó en rueda de prensa Jordi Tacañet, portavoz del club blaugrana.

“Todo son ventajas, con lo que nos ahorremos del viaje a Múnich nos tomamos unas birras, nos comemos unos calçots y tan agusto. Nos centramos en la Copa y en entrar en Champions y el año que viene Dios dirá”, añadió.

“No podemos permitirnos hacerle pasar a Xavi este mal trago. Acaba de llegar con un equipo del montón y no nos parece justo que se coma este marrón. Aún no es oficial pero que nadie se extrañe si el próximo partido le damos plantón al Bayern Múnich”, sentenció Tacañet.