Científicos y antropólogos de todo el país se encuentran atónitos ante este acontecimiento, que muchos creían imposible.

Tras toda la infancia y adolescencia escuchando a las madres advertir a sus hijas, ¡Jamas te sientes en un baño público!, y pasar alguna vez en la vida por la difícil situación de mear sosteniendo una puerta que nunca cierra, con el bolso colgado del cuello, haciendo equilibrio para no tocar nada, de puntillas para no tocar el suelo lleno de liquidos de todos los colores, no queda ninguna mujer que sea capaz de acudir a los baños a orinar una sola vez más sola.

Es por esto que el hallazgo de la una mujer que por sistema acude sola al baño ha sorprendido tanto y por ello hemos mandado a nuestro reportero Francisco Tilla a entrevistarse con ella. Esto ha sido lo más destacable que nos ha contado:

“A mi de siempre me ha dado vergüenza mear acompañada, por eso tuve que aprender ha hacer equilibrio en los baños públicos”, “con el tiempo supe sacarle rendimiento y actualmente soy campeona regional de gimnasia sobre barra fija”.