Hoy hemos sabido que un señor del castizo barrio madrileño de Vallecas adquirió una planta carnívora para colocarla en la habitación de la suegra con la excusa de que es una planta fantástica para el reuma.

Uno de nuestros reporteros residentes en la capital, se ha puesto en contacto con Dña. Maruja Visillo Abierto, suegra de D. Antonio Paciencia Colmada, que muy gentilmente nos relata su versión de los hechos. Estos son algunos fragmentos:

“Tal como vi entrar por la puerta al sinvergüenza de mi yerno con la planta, supe que no me podía fiar. Solo llevo viviendo con ellos dos semanas pero hemos tenido ya algún ‘rocecillo’, para mí sin importancia”.

“Sin ir más lejos, el día anterior al regalo se agarró un berrinche enorme contra mi. Empezó a gritarme como poseído por el mismísimo diablo al verme tirar la paga extra por el retrete, ‘enajenada’ pensé que eran panfletos publicitarios”.

“Pero esto no se queda ahí, éste se va a comer la planta en las ensaladas que mi hija le prepara en ‘tuppers’ y que se lleva a la oficina, como Maruja que me llamo”, sentencia la Sra. Visillo golpeando la mesa.