Acaba de llegarnos a la redacción de Cabronews, el testimonio de un joven sevillano que asegura haber nacido para ser un gran torero pero por falta de medios económicos, se ha tenido que conformar con ser toldero.

Hasta la capital de Andalucía se ha desplazado Francisco Tilla, uno de nuestros reporteros más astutos, para entrevistar a Ángel Gómez, más conocido como “el niño de la sombra”, protagonista de la historia. Os dejamos sus palabras.

“De pequeño, tanto vecinos como familiares opinaban que a parte de ser valiente y tener porte de torero, también tenía la casta y el temple que podría haber tenido el mismísimo Curro Romero”.

“La situación económica y familiar me obligó a jugarme la vida en la calle en vez de en el ruedo. Si hubiera nacido en una filial más acomodada estoy seguro que estaría en los carteles de las mejores plazas y no harto de montar toldos por toda Andalucía”, sentencia “el niño de la sombra, ante un consternado reportero.