El suceso ha ocurrido en el municipio de Ronda, provincia de Málaga, cuando a altas horas de la madrugada de ayer, un señor de mediana edad que responde a las siglas A.J. irrumpió por sorpresa en casa de la familia Ordóñez preguntando por la madame y asegurando que traía ganas y dinero, para no salir de esa casa en una semana.

“La familia Ordóñez es conocida en el pueblo por ser gente de bien, muy creyentes, que gustan de decorar la casa en estas fechas tan importantes para los cristianos” nos cuenta el alcalde, “imagínese la cara de la señora cuando se encuentra a este hombre con unas copas de más, aporreando la puerta y preguntando a voces por la jefa del local”.

“Cuando llegamos, el marido estaba escondido en un armario y lo cierto es que ahí sigue. Al parecer conoce bien al tipo, se han encontrado en algún que otro club nocturno y tiene miedo de que le reconozca y le salude delante de su mujer, nos ha pedido que le dejemos ahí dentro hasta que pase el peligro”, nos cuenta el agente de policía con una sonrisa.