Un estudio realizado por una entidad independiente ha desvelado un dato de lo más llamativo. Según los resultados de dicho estudio, como media se nos escapa un pedo por cada tres estornudos que realizamos.

El medico responsable de este estudio, el doctor Nillo Rosca, ha dado la explicación de esto a uno de nuestros reporteros al asegurar que, “al estornudar el aire sale del cuerpo humano a una velocidad de entre 110 y 160 km/h”, “el pedo en cambio es más lento, ronda los 32 km/h”, “sin embargo los pedos se sienten inferiores a los estornudos por lo que a veces aprovechan la energía desatada por el cuerpo en el momento del estornudo para salir despedidos y alcanzar velocidades que superan los 100 Km/h”.

“Es por esto que hay que poner mucho cuidado en apretar bien el culo cuando vamos a estornudar, ya que el descontrol por el que pasa nuestro cuerpo en ese momento hace que se aflojen los esfínteres de forma inconsciente y el pedo envidioso aproveche para salir”, “es mas y esto se lo cuento en confianza, yo una vez me cagué”.