Ha sido esta una semana importante en la ciudad del Vaticano. El Papa, conocedor de la presencia de cámaras y medios de medio mundo no ha querido dejar pasar la oportunidad de mostrarnos una de las nuevas habilidades que ha estado cultivando en los últimos tiempos: La técnica de la Cobra.

Es de todos conocidos la afición del Papa Francisco por el cine de ficción americano y, más concretamente, por las artes marciales en sus distintas formas. Es por ello que nunca ha ocultado que le encantaría protagonizar alguna secuela de los títulos más destacados del género. No en vano, ya formó parte del casting de Tigre y Dragón y conocidas son sus quedadas con Jean Claude Van Damme para jugar a las peleas de mentira.

“Lo cierto es que quedé impactado cuando lo vi por la televisión, el Papa ejecutó decenas de cobras consecutivas con un nivel de precisión inaudito desde los tiempos de Daniel San”, nos cuenta Jerry Weintraub, productor original de la saga.

Fuentes del Vaticano nos aseguran que ya se encuentran trabajando las escenas de riesgo con el sumo pontífice que se ha mostrado entusiasmado con protagonizar el film: “Me siento como un chaval, ayer llamé a mi amigo español -el Cordobés- que me va a enseñar a abrirme de piernas”, nos cuenta Francisco “estoy como loco por empezar a repartir hostias a diestro y siniestro, ¡el director me ha prometido que me voy a cargar a todo cristo!”