El médico granadino Jesús Candel, también conocido como Spiriman, ha incendiado las redes durante toda la cuarentena con sus desafortunados comentarios, al principio quitaba importancia al virus, diciendo que era un “pollanovirus”, posteriormente lloraba en televisión en el programa de Jorge Javier Vázquez para que nos quedáramos en casa y este lunes pasado ha vuelto a la carga indicando que hay que salir, que tenemos que hacer una vida normal, que estamos en un estado de alarma ilegal, un estado de sitio.

Uno de los reporteros de Cabronews se ha entrevistado con la jefa del Área de Psiquiatría del Hospital Virgen de las Nieves donde trabaja Spiriman. Estas han sido sus declaraciones acerca de la salud mental de Jesús Candel:

“Aquí en el hospital lo llamamos cariñosamente «El Pollanomédico», la verdad que el hombre durante su jornada laboral trabaja bien, pero es salir del hospital y ponerse el uniforme de influencer y cambia por completo, sino fuera porque lo conozco bien diría que sufre algún tipo de bipolaridad severa”.

“Nos tiene un poco preocupados a los compañeros, Spiriman ya tiene muchos seguidores en sus redes sociales y parece que se le ha subido la fama a la cabeza, el hombre desvaría bastante últimamente y no hace más que decir sandeces, por este motivo recomendamos fervientemente que la gente no le haga mucho caso y siga las indicaciones que dan los expertos en Sanidad del Gobierno acerca del confinamiento”.

“Mi diagnostico profesional es que fuera del hospital este hombre está para que lo encierren, «como una cabra» vamos. Esta mañana para salir de dudas le hemos hecho una prueba y ha dado negativo en un test de inteligencia”, ha sentenciado la jefa del Área de Psiquiatría en exclusiva para Cabronews.