El Ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha presentado un escrito a sus socios de Gobierno solicitando vacunar contra la Covid-19, a los simpatizantes y dirigentes de derechas primero para evitar malgastar las dosis en los votantes y simpatizantes de izquierdas por si al final deciden fusilar.

“Sería una lástima desperdiciar 26 millones de vacunas. Mi propuesta es vacunar primero a ex-militares, toreros, sacerdote y a sanitarios que acrediten apoyar a PP, C’s o Vox, para asegurarnos que si se llevan a cabo los fusilamientos, ganaríamos a la pandemia, dejando libre de Covid-19 a todos los que queden vivos con un coste muy inferior al presupuestado”, explicó Illa en las mañanas de TVE.

“Somos consientes de que seríamos los primeros fusilados después de Unidas Podemos, estas son las razones por la que Carlos Herrera, Bertín Osborne, Ana Rosa Quintana y Eduardo Inda entre otros, serán los primeros en vacunarse”, añadió.

“Si al final no hay fusilamientos masivos, la gente de izquierdas, los rojos proetarras de mierda, como ellos nos llaman, serán vacunados pero la vacunas se pondrán clandestinamente para evitar posibles boicots de los militares retirados. Estamos a la espera de los posibles movimientos para cerrar y cuadrar el programa de vacunaciones”, sentenció el Ministro Illa en TVE.