Un grupo de gallinas se ha plantado frente a las puertas de la empresa española «Gallina Blanca», reclamando sus derechos y recomendando a los consumidores que para curar el resfriado lo mejor que hay es un Frenadol cada 6 o 8 horas y no pasar mucho frió, que eso de que tomando caldito de pollo se cura es mentira.

Uno de nuestros reporteros se ha entrevistado con la gallina líder, Manuela Huevos Gordos, cabecilla de esta revuelta, que nos ha dejado las siguientes declaraciones:

“Ya estamos hartas de que ninguneen, he perdido a 12 pollitos en lo que va de año por culpa de estos farsantes, que quieren hacer ver que con caldito de pollo se curan los catarros”.

“Los catarros se curan tomando mucho zumo de naranja, Frenadol y poniéndoos pantalones a vuestra medida, no cuatro tallas más cortos y sin calcetines, ridículos que sois unos ridículos”.

“Parece mentira que tenga que venir yo a contaros esto”, ha sentenciado la gallina Huevos Gordos a nuestro reportero.