Esta mañana ha ingresado en el hospital general de Juguetilandia el famoso actor y dramaturgo Woody, conocido principalmente por su papel protagonista en la saga Toy Story, aquejado de una reacción alérgica provocada por estar expuesto a una alta concentración de polvo durante los últimos años.

Woody, que después de años de fama fue siendo relegado a papeles secundarios hasta desaparecer por completo del panorama cinematográfico, vivía desde hace años en un desván polvoriento dentro de una caja de cartón, rodeado de otros juguetes antiguos o medio rotos.

El primero en acudir al hospital ha sido su antiguo compañero de reparto el galán Buzz Lightyear, quien se ha mostrado muy preocupado por el estado de salud de su amigo y colega de profesión. Buzz Lightyear no ha querido hacer declaraciones, sólo ha dicho que, “Para ser un muñeco de trapo,  Woody es bastante duro, seguro que saldrá de esta”.

Según el último informe médico Woody ya se encuentra fuera de peligro, pero sus médicos le han recomendado que se busque un niño o niña que viva en un lugar con un ambiente más puro, para de este modo poder limpiar sus pulmones de trapo.

Aún no ha comparecido ante los medios, pero en sus redes sociales ha dejado una foto tranquilizando a sus fans donde se le ve sonriendo, acompañada por el siguiente comentario. “Se busca niño o niña con casa en la playa o en la sierra para relación de larga duración”