Esta semana hemos conocido que 2 bots de Vox, de esos que viven por y para saltar a diario en Twitter escribiendo lo primero que se les pasa por la cabeza, han sido expedientados por vagos, ya que al parecer llevaban más de una semana inactivos, y eso es inadmisible para un buen bot patriota.

“De vez en cuando tenemos que hacer limpia en nuestros Bots”, comenta Ortega Smith, “yo soy partidario de montar unas cámaras de gas simbólicas y eliminarlos allí mismo, como gesto me parece muy divertido, pero en mi partido hay mucho blandengue”, prosigue divertido Smith.

Por su parte, crece la indiganción entre buena parte de los bots que acusan al partido de tenerlos sometidos a una enorme carga de trabajo y de ignorar las reclamaciones de éstos para atenerse a la carta de derechos mínimos de los trabajadores, con horarios y descansos regulados.

“Aquí los bots tenemos un gran compromiso con España y con el partido pero nos están exprimiendo a base de bien y todo tiene un límite” nos asegura el delegado sindical claramente contrariado.

Seguiremos informando.